6 consejos para empezar a comprar un cochecito

La elección de la silla de paseo adecuada es probablemente uno de los mayores retos a la hora de elegir todos los productos para bebés imprescindibles para tu creciente familia. Hay tantos en el mercado, con una gran variedad de características… ¿por dónde empezar?

En primer lugar, ¡no te asustes! Respira hondo y sabe que muchos cochecitos tienen sus ventajas. Aunque, por supuesto, merece la pena investigar un poco antes de comprarlo, para asegurarse de que se ajusta a sus necesidades y a su estilo de vida.

Los sencillos pasos de Bebés Victoria te ayudarán a tomar la dirección correcta en tu aventura con el cochecito, y además te damos consejos sobre dónde obtener más asesoramiento una vez que hayas empezado a tomar algunas decisiones.

1. ESTABLECER EL PRESUPUESTO

Puede parecer obvio, pero como los precios de los cochecitos pueden variar mucho, merece la pena saber cuánto estás dispuesto a gastar, especialmente si es tu primer bebé y hay muchas otras cosas que comprar.

Una vez que hayas decidido una cantidad, haz lo posible por ceñirte a ella, y añade un filtro de precios (o el precio más bajo al más alto) si buscas en Internet para asegurarte de no caer en la tentación de mirar nada que se salga del presupuesto.

2. PIENSA EN 3 COSAS CLAVE QUE NECESITAS QUE HAGA TU COCHECITO

Una cosa que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una silla de paseo es que, por lo general, un solo modelo no podrá satisfacer todas las necesidades que tengas. Así, la silla de paseo que llevarías en un avión probablemente no será la ideal para los paseos fuera de la carretera, y una silla de paseo ligera puede no ser la que se convierta en un asiento doble si lo que buscas es eso.

Así que un buen consejo es pensar en las 3 cosas clave que harás cada día / la mayoría con él: si serán largos paseos por el parque, o tal vez estás en una zona más urbana y es importante que puedas subirlo por un gran número de escaleras.

Tal vez sea esencial que puedas plegarla con una sola mano, o que quepa en el maletero de tu coche con facilidad, o que puedas empujarla mientras haces footing.

Tener una idea en mente de lo que podrías hacer en el día a día una vez que llegue tu bebé te hará pensar en la línea correcta a la hora de elegir tu cochecito.

3. MANTÉN LA MENTE ABIERTA

Puede que pienses que sabes exactamente qué cochecito quieres porque es un diseño «clásico», es una marca súper conocida o similar a la que tuvieron tus padres, o tal vez una celebridad o influencer favorita dice que es lo mejor.

Y aunque todas estas cosas están bien, no está de más que eches un vistazo a otras marcas o modelos de los que quizás no hayas oído hablar, por si acaso descubres que hay uno que se ajusta a tus necesidades particulares o a tu presupuesto mucho mejor.

4. PRUEBA ALGUNOS COCHECITOS SI PUEDES

Si tienes amigos o familiares que tengan un bebé y estén usando actualmente una silla de paseo, asegúrate de preguntarles sobre sus experiencias con ese modelo y, mejor aún, si puedes, pregunta si puedes tener alguna experiencia «de primera mano»: empujarla y practicar tratando de subirla y bajarla.

Aunque no sea el modelo que quieres, podrás hacerte una idea de cómo se pliega, de su peso y de cómo empuja y de si buscas algo similar o totalmente diferente. Y no te detengas en uno: ¡prueba todos los que puedas para poder comparar tus experiencias con muchos de ellos!

5. ECHA UN VISTAZO A NUESTRA GUÍA DEDICADA A LOS COCHECITOS

Para obtener una orientación más detallada, asegúrese de echar un vistazo a nuestra guía dedicada a los cochecitos. En ella encontrarás mucha información detallada sobre los distintos tipos de cochecitos disponibles, incluidos los dobles y los convertibles, así como un vistazo a elementos clave como los neumáticos.

6 consejos para empezar a comprar un cochecito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba